Actualidad

La Generalitat pone a disposición de los operadores el trámite de solicitud de la exención de tasas para el despliegue de redes de fibra óptica en las carreteras

La Generalitat pone a disposición de los operadores el trámite de solicitud de la exención de tasas para el despliegue de redes de fibra óptica en las carreteras

La Generalitat pone a disposición de los operadores el trámite de solicitud de la exención de tasas para el despliegue de redes de fibra óptica en las carreteras

La Generalitat ha publicado el trámite electrónico para solicitar el certificado necesario que permita aplicar la exención de la tasa para el despliegue de redes de banda ancha en las carreteras de titularidad de la Generalitat.

El Consell aprobó, en diciembre de 2018, la modificación de la Ley de Tasas de la Generalitat para eliminar las tarifas por el despliegue de fibra óptica en las carreteras y facilitar la extensión de la cobertura de banda ancha, de manera especial, en las zonas rurales poco pobladas y polígonos industriales.

El trámite electrónico (consultar aquí) puesto a disposición de los operadores de telecomunicaciones permite solicitar el certificado de exención del pago de tasas a aquellos que realicen o prevean realizar obras o instalaciones para el despliegue o explotación de una red pública de telecomunicaciones que permita ofrecer servicios de banda ancha y que impliquen la ocupación o el uso de bienes de dominio público de la Generalitat, concretamente en carreteras (consultar aquí).

Con la eliminación de esta tasa, el Consell impulsa de manera significativa el despliegue de redes de banda ancha en el territorio, en especial en zonas rurales de interior y polígonos industriales, dado que se estima que, de los elevados costes que conlleva el despliegue de este tipo de redes, más del 75% son derivados de las obras para el tendido de fibra óptica.

La Comunitat Valenciana se sitúa, así, en el grupo de Comunidades Autónomas que, como el País Vasco, más favorecen el despliegue de redes de banda ancha de alta velocidad en bienes de dominio público de titularidad autonómica mediante este tipo de medidas fiscales.

La eliminación de estas tasas era una de las medidas más demandadas por el sector de las telecomunicaciones, ya que la realidad del despliegue de fibra en las áreas rurales de la Comunitat Valenciana distaba mucho de los objetivos marcados por la Unión Europea para 2020. La medida favorece este tipo de infraestructuras clave tanto para la vertebración del territorio, como para el impulso de la competitividad de la economía.

Plan de banda ancha

La Conselleria de Hacienda y Modelo Económico, a través de la Dirección General de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, ha puesto en marcha el Plan de Banda Ancha de Alta Velocidad de la Generalitat.

Este Plan recoge los objetivos que la Comisión Europa establece hasta 2020 para avanzar hacia una cobertura para todos los hogares, urbanos y rurales, de conectividad a 100 megabits por segundo o superior, con capacidad de ser migrada a 1 gigabit por segundo.

En términos de infraestructuras, estos objetivos implican la disponibilidad de redes basadas en fibra óptica que lleguen al usuario final o, al menos, muy cerca del usuario conectado.

En la Comunitat Valenciana, la fibra óptica llega fundamentalmente a zonas costeras con elevada densidad de población. Las zonas donde el despliegue de estas redes es menor son las rurales y de interior y, en cuanto a áreas de actividad económica, gran parte de los polígonos industriales carecen actualmente de fibra óptica para la conectividad de las empresas.

Este déficit de cobertura se debe a que estas zonas carecen de incentivo suficiente en el mercado liberalizado de las telecomunicaciones, ya que las inversiones necesarias suelen ser más elevadas, por la dispersión territorial de los núcleos de población, y el retorno muy inferior, por la reducida demanda.

Las tasas ahora eliminadas desincentivaban la inversión, a pesar de que una de las prioridades del Consell es llevar la cobertura de redes de banda ancha a todos los rincones de la Comunitat Valenciana, como factor de inclusión social, vertebración territorial y motor del cambio de modelo económico.