Actualitat

« Ves enrere

El Consell ha aprobado los nuevos reglamentos de organización y funcionamiento (ROF) de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico y del Institut Valencià de Finances

El Consell ha aprobado los nuevos reglamentos de organización y funcionamiento (ROF) de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico y del Institut Valencià de Finances

El Consell ha aprobado los nuevos reglamentos de organización y funcionamiento (ROF) de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico y del Institut Valencià de Finances

El Consell ha aprobado los nuevos reglamentos de organización y funcionamiento (ROF) de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico y del Institut Valencià de Finances, se reestructura sus competencias y se culmina la escisión del antiguo IVF, que pasa a convertirse en un banco público de la Generalitat destinado a la promoción de iniciativas económicas y sociales al servicio de las empresas, entidades y autónomos de la Comunitat Valenciana.

Para ello, el nuevo Institut Valencià de Finances se dedicará en exclusiva a la actividad crediticia, lo que comporta el traspasar las competencias que desempeña actualmente en materia de Política Financiera y la Agencia de Certificación Electrónica a la conselleria.

El nuevo ROF del IVF transforma la estructura organizativa de este organismo. Entre sus cambios, destaca la nueva composición del Consejo General del IVF, que pasa de diez a ocho consejeros, de los que cinco serán independientes de reconocido prestigio, que tendrán que reunir los mismos criterios de idoneidad aplicables a las entidades privadas de crédito. Los consejeros serán nombrados para un periodo de tres años, con la posibilidad de una sola reelección.

Se cede el control a independientes

De este modo, por primera vez en la historia, el Consell cede el control de una entidad del sector público empresarial a profesionales de reconocido prestigio y solvencia técnica. Una decisión que ejemplifica la apuesta clara del actual Ejecutivo por la profesionalización del Sector Público Instrumental.

Además, se suprime la Comisión de Inversiones como órgano de gobierno del IVF y, para dar soporte al Consejo General, se crean cuatro comisiones delegadas: la Comisión de Riesgos, la Comisión de Nombramientos y Retribuciones, la Comisión de Auditoría y Cumplimiento, y la Comisión de Transparencia y Responsabilidad Social Corporativa.

Asignación de competencias en la conselleria

Paralelamente, el nuevo ROF de la conselleria asigna las competencias que deja el IVF a diferentes áreas. En concreto, las competencias de Política Financiera se integran en la Subdirección General de Financiación Autonómica y Política Financiera (antes, Subdirección General de Financiación Autonómica y Coordinación Financiera), dependiente de la Secretaría Autonómica de Modelo Económico y Financiación.

Para ello, se crean dos servicios, de Política Financiera y de Coordinación y Apoyo Jurídico

En cuanto a la Agencia de Certificación Electrónica, pasa a adscribirse a la Secretaría Autonómica de Hacienda, dentro de la Dirección General de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DGTIC).

Administración electrónica

Los cambios en este nuevo ROF potenciarán los servicios de informática y gestión de aplicaciones, así como de Tesorería, para las conselleries, al tiempo que garantizarán el cumplimiento de los retos en Administración electrónica asumidos.

El resto de cambios, básicamente en la DGTIC, tienen como finalidad ofrecer un mejor y más individualizado servicio a las conselleries, dado el carácter transversal del departamento de Hacienda.

Así, con la finalidad de incrementar la eficiencia en materia de Administración electrónica, se crea un servicio propio para estas funciones, desdoblando el actual Servicio de Aplicaciones Corporativas y Administración Electrónica.

Igualmente, en la DGTIC se crea el Servicio de Organización y Gestión Económico-Presupuestaria, con nuevas funciones de organización y potenciación de la gestión económica y presupuestaria, incluyendo la gestión de los fondos cofinanciados.

También se crea el Servicio de Aplicaciones de Hacienda en el ámbito económico-financiero, mientras que el actual Servicio de Aplicaciones de Hacienda pasa a denominarse Servicio de Aplicaciones de Hacienda en el ámbito de Nóminas y Fondos Europeos.

Por último, para potenciar la presencia de la DGTIC en las conselleries a las que presta servicio, se elimina el Servicio de Aplicaciones Departamentales con el fin de crear una Subdirección General de Sistemas de Información Departamentales, que contará con 5 Servicios de Informática: para Presidencia y Transparencia; Igualdad y Servicios Sociales; Economía Sostenible y Empleo; Agricultura y Medioambiente; y para Vivienda y Obras Públicas.

Dentro igualmente de la Secretaría Autonómica de Hacienda y bajo la Subdirección General de Tesorería, se crean dos nuevos servicios: el Servicio Fiscal y de Análisis, y el Servicio de Seguimiento de la Gestión de Tesorería. La creación de un servicio fiscal específico viene motivada por la necesidad de atender la creciente complejidad en la gestión de obligaciones tributarias de la Generalitat ante la AEAT.

Mejora de la gestión de las reclamaciones

Finalmente, se crea el Jurat Econòmic Administratiu de la Generalitat, que dependerá directamente del conseller de Hacienda y que actuará como órgano colegiado que asumirá las reclamaciones económico-administrativas sobre los tributos cedidos por el Estado pero gestionados por la Generalitat. De este modo, se mejorará la gestión de las reclamaciones de los valencianos respecto a los impuestos cedidos.