Publicador de contenidos

Volver a la página índice

La DGTI dota de tabletas electrónicas a técnicos de Agricultura para los controles a las ayudas de la UE por superficie agrícola

La DGTI dota de tabletas electrónicas a técnicos de Agricultura para los controles a las ayudas de la UE por superficie agrícola

La Generalitat ha comenzado a dotar de tabletas electrónicas con conectividad a Internet al personal técnico que realiza trabajos de campo sobre el terreno para gestionar las ayudas de la Unión Europea por superficies agrícolas. La medida incrementará su eficiencia en un 30% y mejorará la gestión administrativa, reduciendo los plazos de tramitación.

Recientemente, la directora general de Tecnologías de la Información, Sofia Bellés, mantuvo una reunión con el director general de Producción Agraria y Ganadería, José Miguel Ferrer para ultimar los detalles del proyecto.

La Dirección General de Producción Agraria y Ganadería gestiona más de 100.000 expedientes relacionados con pagos por superficies agrícolas y otros regímenes de ayudas, que superan los 150 millones de euros anuales.

Los planes de control sobre el terreno implican visitas a las parcelas (entre 35.000 y 40.000 recintos al año) y la verificación de que se cumplen los requisitos establecidos por la normativa vigente. Hasta la fecha, los controles se afrontaban manualmente, cumplimentando fichas de trabajo con material impreso.

"La Conselleria de Agricultura expresó la necesidad de optimizar el tiempo de trabajo de sus técnicos para mejorar su productividad y acelerar los plazos de tramitación. Con este fin, se decidió que la mejor solución consistía en incorporar medios tecnológicos adecuados que les asistieran en sus visitas in situ", ha explicado Bellés.

Para ello, la Dirección General de Tecnologías de la Información ha entregado cerca de medio centenar de tabletas electrónicas con conectividad a Internet y software específico para obtener el posicionamiento georreferenciado (GPS) y, por tanto, mejorar la eficiencia.

"Una vez más, la Generalitat apuesta por extender modelos de trabajo eficientes, mediante el uso de Tecnologías de la Información y la Comunicación", ha asegurado Bellés.

Además, la directora general ha destacado que, con el nuevo modelo, "se pretende dar un tratamiento más exhaustivo a las tareas preliminares y preparatorias de las visitas, dotando al inspector de una oficina móvil con conectividad, que le permitirá reducir el número de desplazamientos".

Política Agrícola Común

La tramitación de los pagos financiados por la Unión Europea (fondos FEAGA y FEADER) y, en concreto, de las ayudas por superficies agrícolas, sigue directrices muy estrictas por aplicación de la normativa comunitaria relativa a la Política Agrícola Común (PAC).

Además, la Comisión Europea desempeña funciones de control y auditoría de los organismos pagadores, en este caso la Agencia Valenciana de Fomento y Garantía Agraria, a través de las llamadas "misiones de auditoría de la UE". Como resultado, una de las áreas de gestión que se están mejorando son los controles sobre el terreno.

Estos constituyen uno de los sistemas para verificar que se cumplen los criterios de elegibilidad que dan derecho al pago de ayudas. Entre estos controles, por ejemplo, se incluyen los de reestructuración y reconversión del viñedo o el control para el mantenimiento del registro vitícola (control de ilegales, arranques, etc.).

El uso de tabletas y la informatización de los procedimientos permitirán reducir el tiempo de tramitación y mejorar la seguridad en la gestión, ya que otorgan mayor rigor a la captura de datos y evitan errores de mecanización. El personal técnico puede trabajar incluso sin cobertura y volcar los datos posteriormente en los sistemas de gestión de subvenciones.

Corte de voz