Publicador de contenidos

Volver a la página índice

El DOCV publica el nuevo reglamento para impulsar la administración electrónica y avanzar en la eliminación del papel

El DOCV publica el nuevo reglamento para impulsar la administración electrónica y avanzar en la eliminación del papel

El Diario Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV) publica hoy el nuevo reglamento para impulsar la Administración electrónica y avanzar en la eliminación del papel en la actividad administrativa de la Generalitat.

El nuevo reglamento pretende contribuir al desarrollo de la sociedad digital y, en particular, a intensificar el uso de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) en la actividad de la Generalitat y en las relaciones entre administración y ciudadanía, así cómo en las relaciones entre las administraciones.

Entre las novedades que incluye el decreto figura la obligatoriedad -y no sólo preferencia-, del uso de medios electrónicos para la propia Generalitat. Así, se señala que las comunicaciones y escritos internos de todo tipo que se realicen entre los diversos departamentos, órganos y unidades de la Generalitat se realizarán obligatoriamente por medios electrónicos, gozando de plena validez y eficacia si reunieran el resto de requisitos establecidos por la normativa vigente.

Las comunicaciones y escritos internos por medio de canales convencionales y, en especial, en soporte papel sólo se darán de forma sectorial, excepcionales, particular, justificada y con carácter transitorio.

Esta regulación, que persigue con claridad el "cero papel", es una de las más avanzadas en nuestro país y nos sitúa a la vanguardia en esta materia.

Asimismo, el decreto establece también que las normas que regulan los procedimientos administrativos podrán establecer la obligación de comunicar exclusivamente por medios electrónicos, así como de presentar o generar las solicitudes exclusivamente mediante documentos electrónicos normalizados.

Esta regulación se configura también como una de las más concretas y novedosas del conjunto del país y sitúa a la Comunitat Valenciana a la cabeza en regulación en el uso de medios digitales.

La imposición de esta relación electrónica se podrá establecer cuando las personas interesadas por razón de su capacidad económica o técnica, dedicación profesional u otros motivos acreditados, tengan garantizado el acceso y disponibilidad de medios tecnológicos preciosos.

Dicha obligación deberá preverse con carácter general para las grandes empresas que, por razón de su actividad, realicen comunicaciones frecuentes con la Generalitat, para asociaciones o colegios profesionales y sus miembros y, en particular aquellos que en el ejercicio de su obligación realicen actos de comunicación habitual con la Generalitat.

Asimismo, la obligación de utilizar medios electrónicos requerirá el análisis previo y acreditación de que dicha imposición en modo alguno pueda suponer discriminación por la falta de garantía del acceso, disponibilidad y conocimiento de uso de los medios tecnológicos precisos y, en su caso, se arbitren los medios eficaces para evitarla.

Otros aspectos

El decreto también regula la utilización de medios electrónicos en el acceso de los ciudadanos a los servicios públicos. Asimismo, fija las competencias y atribuciones en materia de TIC de la Generalitat y define los procedimientos para la homologación y aprobación de aplicaciones y sistemas de información.

Con ello se pretende favorecer el uso de los medios electrónicos entre la Generalitat y los ciudadanos, dotando a la actividad administrativa de más agilidad y rapidez, simplificando y racionalizando los trámites y, en definitiva, avanzando hacia el cambio cultural y organizativo que nos lleve a una administración más moderna y eficaz.

En este sentido, se establecen una serie de directrices y buenas prácticas de Administración Electrónica dirigidas a entidades locales de la Comunitat Valenciana.

La Generalitat lleva más de una década impulsando diversas iniciativas para aumentar el uso de las TIC y la extensión de la sociedad digital a través de diversas iniciativas y planes, tales como la regulación de la firma electrónica avanzada, la creación del registro electrónico y del registro de representaciones para la tramitación telemática o la regulación de las notificaciones electrónicas. En este sentido, desde el Consell también se ha regulado la política de seguridad de la información.